Translate

lunes, 12 de abril de 2010

Políticamente (In)correcto

La peluquería a la que suelo ir está muy cerca de mi casa, y siempre paso por delante al volver de clase. Al hacerlo saludo a mi peluquera, a la que me gusta ir porque ya me conoce y no hace falta que le de explicaciones sobre lo que quiero (bueno, y porque el roce hace el cariño). Ayer fui con la intención de cortarme el pelo y vi que, por tercer día consecutivo, no estaba. Entré a preguntarle al hombre que estaba en su lugar si ella ya no trabajaba allí. Esta mujer es negra como la noche, siendo la excepción entre las demás rubias que la acompañan, así que preguntar por ella no sería difícil… o igual sí, porque no contaba con los prejuicios que impiden a los demás llamar a las cosas por su nombre:


- Hola... quería preguntarte por la chica negra que suele estar a mediodía; ¿ya no trabaja aquí, que hace un par de días que no la veo?

- Eh… jeje…esto… mmmm… eh... ¿A quién te refieres? Porque claro, si no me das datos…

- ¿A la que no es blanca? Pues a ver, es alta, sudamericana, con una coleta larga y los ojos muy grandes.

- Ah… tú debes estar refiriéndote a Fulanita, que es así como un poco mulatita, ¿no?

- No, me refería a la albina, ¿no te jode? Si, esa... ¬¬

- Ah… jeje… no, ella está de vacaciones ahora, viene en un par de semanas.

¿Tanto le costaba darse por aludido a la primera? ¡Es la única negra de la peluquería! ¿A qué coño vino ese rodeo estúpido? Claro, es que decir “mulatita” suena mejor que negra, que a sus ojos debía ser es una ofensa. Sólo le faltó decir que a pesar de su condición era buena persona.

El episodio me recordó a otro vivido hace unos años en un campamento de verano; había dos profesoras, una inglesa y otra china, y al principio no me sabía sus nombres. Me hicieron referencia a una de ellas, y como no estaba seguro de quién era, quise asegurarme de que se trataba de quien yo creía:


- Y entonces Menganita me dijo que no se qué…

- ¿Menganita? Esa es la china, ¿no?

- ¡Joder tío, cómo te pasas!

- O_o Mmm… ¿cómo?

- Si tío, que no hace falta que lo digas así

- ¿Que diga el qué?

- Pues lo de llamarla china

Eh…
es que es china, ¿no? ¬¬

- Si, pero tampoco hace falta decirlo, no seas cabrón.

- O_o ¿Pero dónde está el problema, porque no lo entiendo? Si es china es china, ¿no? Si alguien se refiere a mí como “el canario” no me voy a ofender… porque es que es lo que soy, ¿o no?

-No
es igual, lo suyo suena peor


-No, sí que es igual,
otra cosa es que tú tengas prejuicios y lo consideres un insulto. El problema lo tienes tú, no ella… ni yo, eso desde luego.

Creo que si al menos hubiera dicho “chinita” me lo hubiera dado por válido, igual que la peluquera no era negra sino “mulatita”, a pesar de tener la piel como la boca de un lobo. La imbecilidad suprema es ya eso de que alguien es “de color”; ¿acaso nosotros somos transparentes? Es curioso cómo los diminutivos condescencientes sólo se dan con las razas (perdón, etnias, que esa palabra también es ofensiva) o zonas que nos son lejanas y desconocidas, ¿alguien ha oído hablar de un “nordiquito”? No, porque ellos son la Europa avanzada, y por tanto no hay que tenerles esa consideración; no hay que perdonarles la vida y disculparles por ser lo que son.


En pro de ser políticamente correctos nos inventamos se inventan términos rebuscados o estúpidos para llamar a lo que ya tiene nombre pero incomoda; resulta que una persona que trata con carne es carnicero y el encargado de hacer panes es panadero, pero el que trata la basura ya no es basurero, ahora es “encargado del tratamiento de residuos urbanos”. ¡Claro que sí! Se ve que es una profesión demasiado indigna como para llamarla por su nombre, y quizás diciéndolo así parece que hasta tienen un despacho en el ayuntamiento. Es como las prostitutas, que ahora son “trabajadoras del sexo”, y espérate tú que en breve no pasen a ser “trabajadoras del sector sexual mediante la estimulación de los genitales masculinos”. Se trata de aderezar la realidad incómoda con verborrea improcedente, ¿no?

Claro que para tema incómodo el de las minusvalías… ¿o debería decir discapacidades? Con ninguno de los términos se acierta, porque para algunos el primero supone el horror de decir que una persona es menos válida, y el segundo significa que tiene menos capacidades. Lamento decirle a todos los que andan con pies de plomo que aunque joda, es una realidad; nadie duda de sus cualidades como personas, pero lo cierto es que para según qué cosas (ser deportista, por ejemplo) son menos válidos y tienen menos capacidades; no es que yo sea un hijo de puta, es que es lo que es. Como modelo yo sería minusválido porque ni mido 1,85 ni tengo un cuerpazo, y si quisiera ser culturista estaría discapacitado. ¡Oh Dios! ¡Rasguémonos las vestiduras por decir la verdad!

Una cosa es la no discriminación y otra el gilipollismo; preferirían acaso el término “lisiados” o “tullidos”? No, ¿verdad? Entonces, ¿qué coño me están contando? Lo que se lleva la palma es la ceguera, porque ahora la gente no es ciega, es “invidente”, como si por eso fueran a ver más. ¿qué son entonces los sordos? ¿“inoyentes”? No me jodan.

Nos vemos obligados a tener que tragar con un nuevo lenguaje salido de madre, por culpa de los acomplejados que a todo le ven pegas, los mismos que han creado una de mis expresiones "favoritas": “los compañeros sentimentales”, que es una forma muy ambigua y estúpida de llamar a las parejas de los homosexuales. Si hablas de un hombre o mujer heterosexual, se refieren a su partenaire como novi@, marido, mujer o, si nos ponemos genéricos, “pareja”. Si se trata de gays o lesbianas hay que hablar de “compañeros sentimentales”, no vaya a ser que a alguien se le rompa el monóculo. ¿Se puede ser más absurdo? Compañero sentimental... ¿Qué coño es eso? Puede ser desde tu madre o tu mejor amigo hasta tu perro; es como si dijeran: “persona afín con la que comparten sentimientos”. ¿De qué tienen miedo?


En el fondo lo que subyace es una cuestión de complejos y prejuicios ajenos, aquellos que tienen quienes se consideran por encima de un grupo "marginal", que se sienten un poco menos mal si hablan de "los desgraciaditos" pasándoles la mano por la espalda; perdonándoles la vida por haber nacido así. Lo peor no es que esta creciente corriente de imbecilidad suprema esté tan intaurada que ya no llame la atención, sino que quienes elegimos ser coherentes y no sumarnos al juego de lo políticamente correcto, somos quienes acabamos siendo considerados racistas, sexistas y discriminadores. ¡Hay que joderse!


30 comentarios:

kiRj3 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cattz dijo...

El Ministerio de Igualdad debería de estar prohibido por el de Sanidad, perjudica seriamente a nuestras mentes.

Con respecto al post... ¡¡BRAVO!!

CMQ dijo...

ole, ole y ole!!!!

Davidaf dijo...

Cuaánta razón llevas...

de verdad, las entradas en las que más despotricas contra algo son las que más me gustan, porque siempre llevas razón xD

Mery dijo...

Pues es cierto, parece que nos cuesta llamar a las cosas por su nombre, pero la cuestion seria preguntarle a los "afectados" que tal les sienta, porque por ejemplo, a mi hermano no le molesta que lo llamen mulato, porque lo es, (mulato: persona que tiene un padre o madre negro y una madre o padre negra) y las cosas son asi, y si eres negro eres negro, cuando nosotros viajamos nos llaman españoles, o blancos o nose, pero las cosas como son, y nos cuesta, es cierto que nos cuesta.

JuanRa Diablo dijo...

Hoy tendré que llamarte Sr D. Pablo porque esto no es una simple entrada, es toda una columna digna de aparecer en prensa.

Suscribo TODO lo que dices aquí y tampoco sé si me indigna más el hecho de que haya tanto tipo absurdo con tantos miedos, complejos y gilipolleces a la hora de llamar a las cosas por su nombre o el que, al hacerlo yo, sean capaces de cuestionar mi intención como de racista o de mal gusto.

Las palabras no pueden llevar más acepción que la que les da el diccionario. Todos los matices peyorativos que se les quiera adjudicar a las que nunca los han tenido no son más que anécdotas al márgen que se puedan dar en diferentes contextos y nunca por ello vinculantes.

No porque alguien dijera: "Eh, tú, abogado de mierda", estaría alterando la definición de la palabra abogado ni insultando a ese colectivo. Y esto permenacería inalterable aunque lo dijeran millones de personas.

Un negro es, según el diccionario, aquel cuya piel es de color negro. Un ciego aquel que está privado de la vista, un basurero el que trabaja recogiendo basura... Si acaso fueran ellos los que prefirieran que se les llamara de otra manera cabría replantearse las cosas, pero veo de un absurdo desesperante dar rodeos para llamarles de otra manera porque alguien haya querido ver desprecio donde no lo hay.

Yo, que he trabajado como limpiador como podría también haber sido basurero, me parecería muy ofensivo que a alguien dudara a la hora de dirigirse a mi como tal, como si hubiera algo indigno que tuviera que evitar a toda costa.

Lo de "persona de color" es ridículo. Creo que hay más discriminación en esa forma de expresión impuesta, pues conlleva a vistas claras rechazo a su color y temor de ofenderlos por algo que va implícito en sus características raciales de las que todos debemos estar orgullosos.

En fin, no me enrollo más, pero el tema daría para hablar mucho.
Bravo por haberlo escrito sin pelos en la lengua.

Indo dijo...

hijo, lo has dicho tan bien que queda poco que añadir.
estoy totalmente de acuerdo, pero esque encima a la gente que tiene discapacidades o que es negro o que pertenece a alguno de esos grupos que parecen innombrables, no se le puede criticar. yo tuve un jefe que estaba en silla de ruedas y era el mayor hijo puta que he conicido. pues no veas qué cara ponían algunos al saber que insultaba a un pobre minusválido.
si todos somos iguales, nos tratamos igual y se habla sin tanta mierda mental. digo yo.
un beso.

$. M. K. dijo...

Como se nota que no fuiste el único del colegio con una tez ligeramente más oscura al resto del alumnado, que por aquellos tiempos era algo poco usual, y por consiguiente era el punto de mira de todo el centro. Pocas veces de refirieron por mi nonbre, a pesar de algunos lo sabían.

Si al menos se hubieran molestado en averiguar el gentilicio, pero ellos se inventaban uno o tomabam prestado otro más socorrido, que a su entender era más lógoco.

Así pues he adoptado todas las nacionalidades en el que la pigmentación de la piel es algo más oscura. Claro que si se les acababan las nacionalidaes pues. Decían "el negro".
Escuchar las mismas sandeces día tras día no sólo cansa sino que te harta.
Pues así hasta que alcancé una edad para maldarles a tomar viento fresco
(nótese el eufemismo)

No sé si habrás visto la serie de Cuatro "Todo el mundo odia a Chris"

Nota:Cuando vemos a alguien de aspecto oriental, pensamos de por sí que es chino, cuando puede ser taiwanes, coreano o japones. En La Escuela Oficial de Idiomas de Málaga,donde yo estudíe tenia un amigo que era japones, pero todos se referian a él como Chino.
Y eso le molestaba bastante, según me comentó un día.

Un saludo!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Lo has bordado.

Fran dijo...

Muy buen artículo peibol. En realidad creo que todo esto tiene que ver con esa aptitud de estar como a la defensiva que tiene ultimamente todo el mundo. También es cierto que al haber utilizado esos término en tono peyorativo ahora a la gente le suena ofensivos aunque no le sean. Es un poco lo que dices, los putos complejos de inferioridad y las inseguridades.

peibol dijo...

kiRj3 (y Cattz):
¿Así que me seguías a escondidas? :p Me alegro de que "des la cara", y espero que sigas haciéndolo en adelante.

El ministerio de igualdad es una de esas tantas instituciones pretendidamente feministas, que en lugar de luchar por lo verdaderamente importante, se pierden en coñadas que a nadie le importan.

Es cierto que si uno analiza los cuentos clásicos hay cosas replanteables, pero... ¿qué van a hacer? ¿Contactar con los hermanos Grimm y Hans. C. Andersen por ouija, y obligarles a rectificar? ¿Requisar todas las estanterías de productos disney de las grandes superficies? ¿Borrar el imaginario colectivo? Es de locos...

CMQ:
Gracias, gracias y gracias!! ;)

Davidaf:
Jajaja, gracias por lo de que siempre llevo la razón; es bueno saber que la gente coincide y no son cosas mías XD. Por lo general las entradas cañeras son las que más gustan; ¿quién quiere leer banalidades pudiendo poner a parir a alguien? XD

Mery:
A los "afectados" se las suda. Tengo un amigo negro y otro sordo; conozco a un cojo y una china. ¿cómo hacen para describir su aspecto o peculiaridades a los demás? Pues tal cual: El que es cojo dice que es cojo, no que tiene "una lesión permanente en la pierna que le obliga a caminar distinto". Lo mismo para los demás, porque quienes se la cogen con papel de fumar son los otros; los que se consideran "normales". Igual que tu hermano.

¡Saludos!

peibol dijo...

JuanRa Diablo:
Aaaay, JuanRa el adulador ha vuelto a aparecer por la bloggosfera, y lo hace por la puerta grande :D. Mil GRACIAS, que me vas a poner rojo.

Veo que coincides conmigo en lo principal, es decir, que no es tanto que haya imbéciles que se vayan por los cerros de Úbeda por miedo a ser incorrectos, sino que como no sigas ese modo de hablar puedes quedar incluso peor. ¿Acaso no es más racista la condescendencia que implica el término "negrito"? :o

Mi amigo sordo se refiere a quienes no lo son como "oyentes", porque decir "no sordos" sonaría raro, pero de sí mismo dice que es sordo, y no creo que se haya planteado jamás que eso pueda sonar mal. ¿Por qué hacer diferencias con la ceguera? Además, lo contrario de invidentes sería videntes. ¿Significa eso que los que no somos ciegos vemos el futuro? ¡Qué manera de complicar el lenguaje sin necesidad!

En definitiva, que me alegra mucho que te haya gustado; esta es una de esas entradas que uno cuelga y se queda más que a gusto.

Indo:
¡Esa es otra! (Mierda, ahora me haces pensar que debería haber ampliado el post; habrá segunda parte ;))

Si lo llamaras "lisiado de mierda", la que quedaria en evidencia serías tú, pues dejarías claro que el problema lo tienes con los discapacitados, no con él. Asimismo, si lo llamaras hijo de puta no tendría por qué suponer nada, pero ahí entra de nuevo la incomodidad de la gente, y su extraño comportamiento condescendicente al respecto. Hace un tiempo escribí sobre una concursante de "Tú sí que vales", que no tenía ni chicha ni limoná, pero desbancó a todos los finalistas. ¿La razón¿ Era una niña y ¡oh! iba en silla de ruedas. Se veía venir.

$.M.K:
De pequeño era muy moreno; de los más morenos de mi clase de hecho, pero a decir verdad éramos todos parecidos, así que no tuve problemas con eso. (En Canarias todos tenemos más o menos el mismo color XD). En secundaria sí recuerdo que hubo alguna coña y tal, pero nada importante.

El que se llevaba todas las bromas de ese tipo era "el galés", que era (es) blanquísimo, y en aquel caso estaba en minoría.
Te compadezco, porque este pobre chico estaba martirizado con tanta coña.

Lo de los chinos es una verdad como un templo. Yo, como no sé distinguirlos digo asiáticos, que así sé que no me equivocaré. ;)

Gonzalo Viveiró Ruiz:
Muchas gracias :)

Fran:
Exacto. Si nadie hubiera puesto el grito en el cielo por alguno de los términos, jamás le habríamos visto la lectura negativa, y esto va creciendo exponencialmente. ¿Quién sabe qué palabras no podremos decir en 10 años sin miedo a ser juzgados? :o


¡Saludos!

Pétalo dijo...

Post genial. Totalmente de acuerdo. Mis abuelos llaman a los negros "morenitos". Hola? Es que les ha dado mucho el sol? Jajajaj, me parto, de verdad, la gente a veces dice unas chorradas. Lo que me preocupa un poco es que por no ver a tu peluquera dos días, entres a preguntar, es tu amor secreto? Tendréis hijitos mulatitos? XD.

H@n dijo...

Un post genial, firma Peibol total =)

Sabes? cuando Gremblin era un moco llamaba a los negros "morenitos" intenté hacerle ver que si era negro era negro, que morenita se ponía ella cuando tomaba el sol, pero que ellos eran de raza negra y punto, nada de morenitos, ne-gros, NE-GROS

Se echó a llorar y mi madre me dio una colleja y me castigó ¡ouch! >.<

La exorsister dijo...

¡Y punto!

Anónimo dijo...

Hola sr Peibol,
te veo motivado. Enérgico.
Tienes parte de razón, lo políticamente correcto por desgracia está en manos de una pandilla de gente que oye campanas pero no sabe dónde.
Modificar los usos del lenguaje es tarea que muchos ideólogos políticos han utilizado, unas veces para mejorar acepciones discriminatorias ,otras para acentuarlas, y para crear corrientes de pensamiento acerca de cosas o personas.
Hoy por hoy , las buenas intenciones se han llevado al paroxismo, esa es la pena.
El lenguaje es un arma poderosa para cambiar la forma de ver a la gente. Para bien o para mal.

Yo también creo que tus escritos con ánimo de polémica tienen madera de bordado.

Saludos. Mari.

El Zorrocloco dijo...

Totalmente de acuerdo, ¿qué te voy a decir? Me gusta cómo lo has expandido más allá de las razas^^ ¿Sabes que hubo una temporada que en publicidad lo censuraban todo? Un anuncio en el que salían enanos lo retiraron por ofensivo (se ve que le gente se ofendía al ver enanos), y lo que es mejor... ¡Un anuncio en el que parodiaban a la gente de pueblo también lo hicieron quitar por lo mismo! XD

Siempre he odiado eso de "negrito". Lo decía un novio de mi madre superviejo y me daba un asco que te cagas. Sonaba a: "el pobre, no tiene culpa de haber nacido así..." Argh!

Y a $.N.K le digo que mi caso era el contrario. Como bien señala Peibol en su respuesta, yo era uno de esos niños blanco-neutrex y me tenían frito a bromas y motes. Bullying total. Incluído, irónicamente, un chico que era negro. Pero claro, nadie me hacía ni puto caso (todavía los suicidios de menores acosados no salían en la tv), porque meterse con un niño por ser blanco no era racismo, por lo visto XD Igual que meterse con los hombres, que tampoco está mal visto. Como varón blanco se supone que lo tengo todo de cara, pero a veces me siento parte de una mayoría muy desprotegida, no te creas XD Y aún a día de hoy, una de las primeras preguntas que me hace la gente al conocerme es mi lugar de procedencia. Como tú, he tenido mil nacionalidades (sobre todo la "goda"), pero suelo quedarme con la de canadiense, que me gusta mucho ese país. Aún hay gente en mi antigua carrera que piensa que nací allí XD

De todos modos, no creo que sea el adjetivo "negro" como tal, el que resulte ofensivo, sino, obviamente, la intención de quién lo dice.

Superpatata dijo...

Peibol, estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo que me pone de mala uva es cuando usan la expresión "ser de color". Esa la odio. A ver, si una persona es negra, es negra y punto, y no pasa nada. Yo no pienso que se le esté discriminando ni nada. Es como si yo me voy a Nigeria, por poner un ejemplo, y estoy con un grupo de negros, pues seguramente, si no saben como dirigirse a mí porque no conozcan mi nombre o algo así, me dirían que soy la blanca, pues claro, si es que es la verdad.
El resto, pues igual, con lo de los minusválidos, a ver, si ellos lo saben, conocen su problema y no pasa nada. Yo por ejemplo tengo un amigo que tiene parálisis del brazo y pierna izquierda debido a un accidente que tuvo, y él es minusválido, el primero que se lo toma con humor es él. La gente piensa que llamándolos minusválidos se les va a ofender y eso no es así. Después de todo lo que llevan encima y todo lo que han sufrido, lo que menos les importa es que se les llame minusválido o discapacitado.
Un abrazo.

P.D.: A la china deberías haberle llamado como mínimo oriental para que hubieran aceptado el calificativo, con chinita no estoy segura de que hubiera valido.

AdP dijo...

Excelente entrada.

En cuanto a la expresión "personas de color", tengo varias experiencias. Nada traumático, al menos para mí, pero me pillaron en varias ocasiones con ganas de querer sacarle punta a las cosas. Y cuando me encuentro así, me pongo un poco tocapelotas. Y si para citar o señalar a alguien me dicen "persona de color", pongo cara de Tuenti y pregunto que de qué color. Y entonces se lía; se lía porque la gente quiere ser tan políticamente correcta que empieza a desvariar y a decir payasadas. Y entonces me lío yo también (risas).

Saludos.

peibol dijo...

Pétalo:
Hombre, morenitos son; tan desencaminados no iban XD. Jajajaja

Lo de la peluquera era una cuestión de que estaba ya con unos pelucos impresionantes, y era la tercera vez que pasaba por allí con intención de que me los cortara, y claro, quería saber si me tenía que rendir e ir a otra persona, o si merecía la pena esperar uno o dos días a que volviera ;)

PD. Si tuviera hijos, no me importaría lo más mínimo que fueran mulatos; me parece el color más bonito del mundo :D

H@n:
Como le digo a Pétalo, no iba tan desencaminada XD, pero claro, ahí la mano opresora de la corrección política hizo de las suyas y reprimió al que habla sin pelos en la lengua, o lo que es lo mismo, te llevaste un cogotazo por enterada XDD

El mundo no está preparado para tener "negros"...

La exorsister:
¡...en boca! ¡Hombre ya!

Mari:
Si mis escritos con alma de polémica tienen alma de bordado, tus comentarios no se quedan atrás. Chapeau!

Estamos de acuerdo; es un arma muy poderosa muy mal empleada, y se ha querido hilar tan fino, que al final la han cagado. Qué triste... :s

¡Saludos!

peibol dijo...

El Zorrocloco:
Quisiera haberme expandido aún más, pero entonces me habría quedado eterna. En la segunda parte volveré a ese tema que tanto nos gusta (el feminismo mal entendido) y buscaré más ejemplos más allá de los aquí tratados. ;)

Lo de los anuncios es para mear y no echar gota; siempre que retraten a un colectivo, una ínfima parte del mismo va a salir con antorchas a la calle; desde enfermeras y bomberos a profesores o dependientes. Da igual. Siempre hay un grupo de gilipollas que se ofenden, y es que en lo que a ser gilipollas se refiere, hay mucha igualdad; están en todos los estratos. XD Me sorprende que los erizos no hayan salido en manada a protestar por los anuncios de seguros Génesis.

Un saludo, mi pobre y desvalido "blanquito" :p

Superpatata:
Ahí estamos. La cuestión es, ¿por qué si una rubia no se sentiría ofendida ente un grupo de morenas, si fuera por esa descripción por la que la reconocieran, tendría que ser distinto para una negra o una china rodeada de europeos blancos? ¡Es absurdo! Y lo que es peor, quienes se ofenden son los que no atreven a llamar a las cosas por su nombre, que a los protagonistas del supuesto agravio se la suda XD.

En el caso de mi profesora me hubiera sabido absurdo llamarla oritneal, cuando todos sabíamos, dicho por su boca con el mayor de los orgullos, que era china. De haber dicho "oriental" creo que habría parecido que estaba intentando quedar bien, pero en el fondo, o al menos para mí, habría quedado peor; forzado.

Lo de los minusválidos/discapacitados si que no tiene ningún sentido, porque ESOS son los términos del diccionario. Si alguien se siente incómodo usándolos que los diga en otro idioma, pero es lo que hay.

AdP:
Jajajajaja, muy bueno lo de preguntar el color. Imagino que lejos de reírse, te habrás topado con más de uno que te pone mala cara por "racista" XD.

Había un chiste por ahí, que decía algo así como:

"Tú, que cuando naces eres rosa, de niño eres blanco, cuando tienes frío eres azul, al estar enfermo te pones amarillo, si coges sol te pones rojo, y al morir te quedas gris, ¿te atreves a llamarme a mí de color, que soy negro toda la vida? XD"


¡Saludos!

Ana dijo...

Hola!! Estoy totalmente de acuerdo con tu post, esto es razonar una idea lo demás son tonterías.
Tienes razón en todo y es verdad que somos los demás quienes llamamos a las cosas por nombres complicados siendo todo bastante sencillo.
Yo trabajo de limpiadora, y eso es lo que pone en mi plaquita de identificación. Y siempre fui blanca como la nieve (y lo sigo siendo) y me decían y me dicen que parezco una vampira, porque soy súper pálida y con el pelo muy oscuro... gilipolleces, todavía no me ha dado por morder cuellos.
A las plazas esas de párking algo más grandes y con el muñequito pintado en el suelo, yo las llamo: plazas de menos bólido. Ya puestos!!
Un saludo!

Gelen dijo...

¡¡Ole, menudo post!!

Pues si, hace falta más gente que piense como tú, porque lo de los eufemismos ya cansa...

Es lógico que en un grupo de gente se distinga a unos de otros por el rasgo más carecterístico: el calvo (y no el alopécico parcial) el de las gafas (y no el de visión reducida) la mulata (y no la niña café con leche) etc etc... cada uno es lo que es, jamás me enfadaría que alguien me llamase la chica de las pecas, porque realmente absurdo sería que prefiriese "chica con Máculas de color marrón claro"

Por cierto el de la peluqueria donde te cortas el pelo es subnormal!!!!! (y lo digo sin ofender eh? es que está por debajo de lo normal... XD)

anasisterdiablo dijo...

Peibol!!!!!Qué grande eres!!!! Me ha encantado leer esta entrada porque estoy TOTALMENTE DE ACUERDO con ABSOLUTAMENTE TODO lo que comentas , y reconozco que lo que más detesto,a pesar de que sé que tengo que respetar a los demás auqnue no compartan mis opiniones...es que en este caso NO SOLO NO LAS COMPARTAN,SINO QUE SE ME TACHE A MI DE INTOLERANTE.Por eso me alegro de leer que no estoy sola en el mundo y que muchos otros utilizan el cerebro de una forma sana y normal.
Y con respecto S.M.K,entiendo que un japonés se moleste si se le llama chino, pero ese no es el tema.Aqui hablamos de que a un chino le moleste que le llamen chino,peor aún,poruqe al chino no le molesta que le llamen chino,faltaría más,pero entonces llegan las mentes calenturientas que deciden que llamarle lo que es el ofenderle ,y entonces.....qué me están diciendo con eso?quién es pues el racista?quién? eh?eh?eh?
AYCAGUSTOMEQUEDAO.

peibol dijo...

Ana:
Gracias ;). Lo curioso es que siendo tú blanquísima, seguro que estaba mejor visto que hubiera cachondeo a tu costa, que si hubieras sido negra como la noche y eso fuera motivo de bromas. ¿Por qué? Porque lo otro se considera racismo, aún cuando se trate de coñas inocentes y consentidas.

De ahora en adelante ya sabes que no eres limpiadora (eso es ofensivo); eres la "persona encargada de eliminar la suciedad de las superficies ajenas a su domicilio, que recibe una remuneración por ello". XD

Gelen:
Jajajajajajajajajajaja ¡Qué pedazo de comentario! ¡Me encanta! :D

Nada que añadir salvo una sonora carcajada, y un beso en tus máculas de color marrón claro XDD

anasisterdiablo:
¡Me vas a poner colorado con tanto entusiasmo! XD Un millón de gracias. Para mí también es un alivio saber que no estoy solo en el mi cruzada de hablar con coherencia... aunque eso me haga pasar por intolerante. ¡Qué rabia da, joder!

Un punto para ti por aclarar lo del chino. Un chino no puede ofenderse porque le distingan por su nacionalidad, del mismo modo en que yo, al ser "el canario" en aquel grupo, no me ofendía por ese distintivo. Es abssurdo lo mires por donde lo mires, y demuestra quiénes son los verdaderos racistas.

¡Saludos!

Oliver dijo...

Lo políticamente correcto ha acabado con la espontaneidad y la naturalidad en las relaciones interpersonales. En el curro uno tiene que medir lo que dice, en casa, también... y no digamos ya cuando el tema es algo delicado. Me parece muy hipócrita llamar las cosas por otro nombre. Espero que no vaya a más. Saludetes

Anónimo dijo...

el artículo genial como siempre, y las viñetas de Mafalda que ni pintadas. ¿cómo las buscaste?

Besitos

Pi-K-cha

Peibol dijo...

Oliver:
"Lo políticamente correcto ha acabado con la espontaneidad y la naturalidad en las relaciones interpersonales" ¡No lo podría haber resumido mejor! Al final uno tiene que recurrir a personas de confianza para hablar sin trabas, como si en lugar de una conversacioón normal, estuvieras traficando. :s

Pi-K-cha:
Gracias. :D Las viñetas las saque de un libro de Mafalda que tengo; me lo estaba releyendo por enésima vez, y como tenía esta entrada en mente, en cuanto las vi las escaneé ;)


¡Saludos!:

Andrea dijo...

Un 10 como post.

peibol dijo...

Gracias ;)